BLOG

¿Artículo?: Despropósitos para el 2017

 retratoEn estas fechas siempre nos proponemos una serie de própositos para el nuevo año, los cuales no cumplimos en un 99%. Seamos sinceros, tenemos menos credibilidad que un político en campaña electoral. Recomiendo tomar dos carajillos de Baylis y elaborar una lista de objetivos que realmente podamos cumplir nosotros y un chimpancé de Sierra Leona. Ahí va mi lista:

  • Volver a fumar. Es habitual dejar de fumar tabaco y, para evitar el mono, sustituir los cigarrillos por unos canutos de marihuna que van desde Santurce a Bilbao. No voy a negar que ir más fumado que el perro de Bob Marley consigue que percibas el mundo de color de rosa, pero no es nada recomendable si trabajas como controlador áreo, bombero o profesor de filosofía. En caso de que seas notario sí que recomiendo fumarse de vez en cuando un canuto y cantar el “trolorolo”.

  • Leer un libro de Paolo Coelho. El autor brasileño es uno de los escritores más exitosos del mundo, pero también es uno de lo más odiados. ¿Pero aquellos que lo critican han leído alguna obra suya? ¡Criticones del mundo, leed sus obras y así lo podréis poner a parir con conocimiento de causa!

  • Hacer un banda tributo a Camela. Las bandas tributo se nos ha ido de las manos, pero seamos optimistas, la cosa aún puede ir a peor. Así que formad nuevas bandas, pero ya basta de homenajear a The Beatles, Pink Floyd o Queen.. ¡Venga, esas bandas tributo a Los Pecos, Pitingo y Jesulín de Ubrique!

  • No salir de tu zona de confort. ¿Qué es esa tontada que se ha puesto tan de moda de recomendar salir de tu zona de confort? Otra cosa es que compartas piso con 200 holligans o con la tuna de Salamanca. Entonces sí, busca una zona de confort como Dios manda, pero antes acude al otorrino.

  • Hacer voto de silencio. Ante la posibilidad de ofender a cualquier colectivo social, es recomendable no manifestar ninguna opinión en público o en redes sociales. Meterte a monja de clausura, aunque tengas más pelo en la espalda que King Kong, también puede ser una solución.

  • No ver las nuevas películas de Star Wars. Disney amenaza con que Star Wars tenga más episodios que Santa Bárbara. ¿Es que no nos vamos a rebelar contra el Imperio de Mickey Mouse? Me niego a ver nuevas películas de Star Wars, a menos que hagan un «spin-off » de Jar Jar Binks.

Esta lista es un ejemplo. Puedes apropiártela y llevarla a cabo, pero antes consulte con su médico, farmacéutico o cualquier persona cuerda que no crea en teorías conspiratorias absurdas como que el hombre no ha llegado a la luna.